Translate

miércoles, 20 de febrero de 2013

Marian Keyes y el género “chick-lit”

Seguimos en Irlanda, porque Marian Keyes, considerada la fundadora del género chick-lit, también nació allí, concretamente en Limerick. Al igual que su compatriota Maeve Binchy, ambienta todas sus novelas en este país.
Publicó su primer libro, “Claire se queda sola”, en 1995. Comenzó a escribirla tras pasar por varias depresiones y una clínica de desintoxicación para alcohólicos y, según ella misma, la novela refleja parte de sus miedos en aquella etapa de su vida. La novela se vendió tan bien que firmó un contrato para tres libros con la editorial Poolbeg.

En 1996 publica “Lucy Sullivan se casa”, que se mantiene como número uno en ventas durante nueve semanas. Y es en este momento cuando empieza a hablarse del género chick-lit: literatura para mujeres jóvenes escrita por mujeres, y que refleja las preocupaciones cotidianas de éstas, pero con sentido del humor.
Un año más tarde llega “Rachel se va de viaje”, continuación de “Claire se queda sola” (la segunda parte de la trilogía de las hermanas Walsh). Este es un libro más trágico, en el que refleja su pasado como alcohólica. Después escribiría “Por los pelos” (1999), “Sushi para principiantes” (2000), y “Maggie ve la luz” (2002), con el que cierra la trilogía de las Walsh, aunque volvería a retomarla en 2006 con “¿Hay alguien ahí fuera?”. Pero antes, en 2004, escribe “¿Quién te lo ha contado?”, ambientada en el mundo editorial y, de nuevo, reflejando sus propias experiencias, como escritora en esta ocasión.
En 2008 se publica “Un tipo encantador”, cuya trama se centra en la violencia de género, y en 2010, el que hasta ahora ha sido su último libro: “La estrella más brillante”. Finalmente, en 2012 nos sorprendió con “Salvada por los pasteles”, en el que recopila más de ochenta recetas de repostería.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¿Lo has leído? ¡Comenta y da tu opinión!