Translate

jueves, 25 de junio de 2015

Rosa Ribas retrata la Barcelona de los años sesenta

A través de la mirada de Lali, una niña perspicaz y sensible, Rosa Ribas ofrece en “Pensión Leonardo” (Siruela) el retrato de la vida en un barrio barcelonés a mediados de los años sesenta.

Pero también es una historia de iniciación, en la que la niña aprenderá que hacerse adulta significa convertirse en protagonista de su propia vida. El mundo de Lali, a sus doce años, se rige por las historias de los libros y tebeos que comparte con sus amigos, las que se cuentan por las calles del Poble Sec y en el patio de la escuela, y las de los huéspedes de la pensión Leonardo.

Aunque también hay historias que se le ocultan: por qué sus padres renegaron de su pasado y no conoce el nombre de sus abuelos, por qué el relato familiar empieza a partir de la llegada de su padre a Barcelona y la apertura de la pensión. En esa pensión, un establecimiento modesto, limpio y con derecho a comidas, se alojan ocho hombres llegados a Barcelona huyendo de las miserias del campo, como los padres de Lali.

Por tanto, la pensión es el centro del mundo de Lali y de sus hermanos, puesto que allí viven y trabajan, a la par que sus mayores, en un microcosmos de escaleras y habitaciones, de olor a puchero y ruidos nocturnos, de maletas y rutinas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¿Lo has leído? ¡Comenta y da tu opinión!