Translate

sábado, 22 de noviembre de 2014

La primera novela póstuma de Antonio Tabucchi

Para Isabel. Un mandala” (Anagrama) es una historia que el autor escribió en la década de los noventa, y que ahora se recupera para sus lectores. Además de suponer el reencuentro con el escritor toscazo, fallecido hace tres años, es también el reencuentro con dos personajes recurrentes en su obra: Tadeus e Isabel.

El primero vuelve de la lejana constelación donde habita para arrancar a la segunda del olvido en que reposa. Pero encontrar a Isabel no será fácil y el narrador deberá recorrer los distintos círculos de un mandala para llegar al centro donde puede que ella le aguarde, y emprender un viaje por el tiempo y el espacio, conversando con los personajes que la conocieron (su niñera, sus compañeros de luchas antisalazaristas, el carcelero que la ayudó a escapar, un excéntrico sacerdote de Macao, un poeta moribundo, o Xavier, el personaje al que ya conocimos en “Nocturno hindú”).

El libro fue escrito en 1996, pero hasta ahora nadie se había decidido a publicarlo. Un crítico italiano ha sugerido que si Tabucchi no se decidió a publicarlo en su momento fue porque llegó a sumergirse en su escritura más que en ninguno de sus libros. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¿Lo has leído? ¡Comenta y da tu opinión!