Translate

miércoles, 23 de septiembre de 2015

Adiós a la “mamá grande” de las letras

Foto: La Vanguardia
Así era como Gabriel García Márquez bautizó a Carmen Balcells, la agente literaria más importante de nuestro país, fallecida el lunes en Barcelona a los 85 años de edad.

Ella comenzó en este mundillo de la mano del escritor rumano Vintila Horia, que editaba a escritores españoles exiliados a través de su pequeña agencia literaria. Pero a Horia le concedieron el Premio Goncourt en 1960, y Balcells decidió fundar su propia agencia con los representados de su exjefe. Su primer fichaje sería Juan Goytisolo, Premio Cervantes, y empezó a pelear por los derechos de autor.

Balcells también supo ver el potencial de los escritores latinoamericanos. Entre sus representados se encuentran García Márquez, Vargas Llosa, Julio Cortázar, Carlos Fuentes, Isabel Allende o Bryce Echenique. Entre los autores nacionales, hay que destacar a Eduardo Mendoza, Juan Marsé, Manuel Vázquez Montalbán o Javier Cercas.

Aunque abandonó la dirección de la agencia en el año 2000, no dejó de trabajar. Ocho años después regresó tras perder algunos clientes, aunque sólo participaba en las grandes decisiones.

En 2014 anunció su unión con Andrew “El chacal” Wylie, elrepresentante literario más importante del mundo anglosajón, para crear una de las agencias literarias más grandes del planeta, aunque la alianza no funcionó. Su agencia seguirá con su legado: los derechos de autor de 300 escritores, entre ellos, seis Premios Nobel.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¿Lo has leído? ¡Comenta y da tu opinión!