Translate

martes, 11 de febrero de 2014

El nuevo caso del inspector William Monk


Anne Perry sigue con la serie dedicada a este personaje, y en breve presenta “Justicia ciega” (Ediciones B), en la que traslada al lector al Londres victoriano, que es la seña de identidad de todas sus novelas.
En esta nueva investigación, Monk se ve involucrado debido a las sospechas de su esposa Hester, que recela del destino de los donativos de los feligreses de una iglesia londinense. Todo apunta a que este dinero es recaudado por el predicador Abel Taft, que lo emplea para pagar su magnífica casa y los lujosos vestidos de su mujer e hijas.

Taft resulta acusado, y el abogado Oliver Rathbone, ahora nombrado juez, debe presidir el juicio contra él. La culpabilidad del predicador parece clara, pero la aparición de un testigo inesperado en el último momento hace que todo se desmorone. Por ello, Rathbone decide poner en marcha una estrategia temeraria que pondría en riesgo su carrera, su reputación y su vida.
Esta última novela de Perry se centra más en el proceso judicial, no es una investigación criminal, a diferencia de otros títulos de la autora. Entre la extensa obra de Anne Perry destacan títulos como “El rostro de un extraño”, “Luto riguroso”, “Una duda razonable”, “El grito silencioso”, “Sepulcros blanqueados” o “Muerte de un extraño”, todas ellas protagonizadas por William Monk.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¿Lo has leído? ¡Comenta y da tu opinión!