Translate

martes, 16 de febrero de 2016

Franz-Olivier Giesbert cambia de registro

Tras el éxito de “La cocinera de Himmler”, el intelectual francés presenta “Un animal es una persona” (Alfaguara), en el que aboga por la defensa de los derechos de los animales, ya sean salvajes o domésticos.

A pesar de la tradicional indiferencia de los seres humanos hacia la difícil situación de los animales, existe una creciente preocupación por el aumento de la ganadería intensiva y por la previsible desaparición de muchas especies de la faz de la Tierra.

Partiendo de anécdotas y vivencias propias y ajenas, y basándose en una exhaustiva documentación, Franz-Olivier Giesbert brinda un retrato de la condición animal, un recorrido histórico de nuestra relación con ellos, una iniciación en la inteligencia de los animales y un informe estremecedor sobre el modo en que son sacrificados industrialmente.

En las páginas de este libro conviven una cabra psicoanalista, un lucio vengativo, un gato brutalmente mutilado que desencadena un movimiento de protesta felino, además de los sabios cerdos y las poco populares arañas. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¿Lo has leído? ¡Comenta y da tu opinión!