Translate

jueves, 2 de junio de 2016

Amin Maalouf rinde homenaje a sus predecesores en la Academia Francesa

Desde 2012, Amin Maalouf ocupa el sillón 29 de la Academia Francesa. Antes de él, ocuparon ese puesto Claude Bernard, Ernest Renan, Henry de Montherlant y Claude Lévi-Strauss, entre otros. En “Un sillón que mira al Sena” (Alianza Editorial), Amin Maalouf rinde homenaje a sus dieciocho predecesores.

A través de sus vidas y obras vamos asistiendo a los cambios culturales, sociales y políticos que se han ido produciendo en los últimos cuatro siglos. Los poderes crecientes y decrecientes de reyes, nobles, clero...; las intrigas de palacio, las revoluciones, las guerras...; las mayores o menores influencias en distintas épocas de filósofos, dramaturgos, poetas, novelistas...; la evolución y los contrastes de ideas, las luchas entre egos en las que se vieron envueltos Voltaire o Victor Hugo...

Todo ello contado con la amenidad, el encanto y el entusiasmo que caracterizan a Amin Maalouf; al tiempo que relata curiosidades y anécdotas que él mismo desconocía antes de escribir este libro, como la de Pierre Bardin, el primer titular del sillón, que se ahogó en el Sena, o el conocido Montherlant que se suicidó en un cuarto con vistas a ese mismo río que baña la Academia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¿Lo has leído? ¡Comenta y da tu opinión!