Translate

miércoles, 4 de diciembre de 2013

Mis imprescindibles (XXV)

Esta semana me adelanto un poco con las recomendaciones…¡porque me voy de puente! La primera de ellas fue todo un bestseller en su momento, me refiero a la novela más conocida de Rosamunde Pilcher, “Los buscadores de conchas”. Con ella descubrí a esta autora, y al igual que en muchos otros de sus títulos, las relaciones familiares son el eje de la trama.
Penelope Stern es la protagonista, la hija de un afamado pintor de renombre. Ella ha vivido siempre con las sombras de su pasado, y sabe que debe hacerles frente para poder seguir adelante con su vida. Por ello, no cejará en su empeño de atar todos los cabos sueltos para lograr así comprenderse mejor a ella misma y a los miembros de su familia.

En segundo lugar, un libro de un autor del que no sabemos nada desde hace varios años. Estoy hablando de “El hijo de la vid” de Carlos Clavijo, la maravillosa historia de un hombre que ama su tierra y lo que ésta le ofrece, las uvas para elaborar el mejor vino, su gran objetivo.
En pleno siglo XIX, Miguel sueña con mirarse en el espejo de los grandes bodegueros. Pero todo está en su contra: la crisis ha asolado los campos riojanos, los agricultores emigran a América y los jóvenes deben cumplir con el ejército. Pero nada ni nadie harán desistir al protagonista, ni el trabajo agotador, la enfermedad, un amor imposible, su rivalidad con un poderoso hombre, las plagas…

Y por último, un libro ambientado en la Alemania nazi, una de las etapas más terroríficas de la historia del siglo pasado, y que ha servido para contar historias que emocionan y aterran al mismo tiempo. Pero “Un saco de canicas”, de Joseph Joffo, en lugar de ser una historia de odio o de miedo, es un canto a la esperanza.
Contada desde el punto de vista de un niño, el propio autor del libro, cuenta cómo un padre de familia judía en el París ocupado, decide dispersarla para evitar a sus hijos el terrible destino que les espera. Joseph y su hermano pasan en tan sólo un día, de estar jugando a las canicas en el patio del colegio, a intentar pasar la frontera sin ser atrapados por los alemanes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¿Lo has leído? ¡Comenta y da tu opinión!