Translate

jueves, 12 de diciembre de 2013

Mis imprescindibles (XXVI)

Una vez más os presento algunos de esos títulos que me dejaron un buen recuerdo. El primero de ellos está firmado por una autora de la que ya os he hablado, Maureen Lee. Bien es cierto que siempre recurre a los secretos del pasado para crear intriga, y generalmente se trata de secretos familiares, pero sus novelas son muy entretenidas.

En “Bailando en la oscuridad”, nos traslada a Liverpool. Allí vive Millie, una joven con un pasado familiar conflictivo. Intenta que su relación de pareja funcione lo mejor posible, por lo que no quiere que James conozca a su familia, cuyos miembros fueron maltratados durante años por un padre tiránico. Un día se entera del fallecimiento de su tía Flo, con la que apenas se trataba, pero debe ir a ordenar su casa. Allí descubrirá uno de los mayores secretos que guarda su familia.

El segundo título que os presento lo firma Noah Gordon, el autor de “El médico”. Pero este es un libro que publicó años después; “El último judío”, un relato que transcurre en la España del siglo XV, con la Inquisición y la expulsión de los judíos como telón de fondo.

Yonah Toledano debe abandonar a los supervivientes de su familia, ya que es contrario a la conversión y está involucrado en una investigación sobre el robo de reliquias. Para escapar del Santo Oficio, deberá cambiar continuamente de oficio y de identidad, emprendiendo así una aventura peligrosa que contribuirá a forjar su personalidad y reafirmar sus orígenes.

Y por último, un autor nacional, Manuel Vicent. El título del libro que os presento, “Tranvía a la Malvarrosa”, os sonará por una película que se filmó hace unos años, pero como en el 99% de los casos, la novela es infinitamente mejor.

Es una novela sobre el fin de la inocencia y el despertar a la edad adulta, que se desarrolla en la Valencia campesina de los años 50. Una época en la que hechos terribles conmocionaron a la sociedad, como el crimen de la envenenadora, y en la que el protagonista pasa de la adolescencia a la madurez. Sus viajes en tranvía a la playa de la Malvarrosa sirven de metáfora para esa transición vital.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¿Lo has leído? ¡Comenta y da tu opinión!