Translate

viernes, 13 de diciembre de 2013

“Las sombras de Longbourn”

Ya os hablé de este libro cuando salió a la venta, hace cosa de un mes. En un principio, no me llamaba la atención, pero luego lo pensé mejor. Hay que reconocer que es novedosa la idea de Jo Baker de rescatar a los personajes de “Orgullo y prejuicio”, y hacer una novela con un planteamiento diferente.

Y ese planteamiento es dar voz a los sirvientes de la casa; el ama de llaves, su marido, dos criadas y un lacayo. Algunos pensaréis que hay diferencias con los criados que aparecían (fugazmente) en el libro de Jane Austen, pero la autora lo explica al final del libro.

Siempre me han gustado las historias de casas victorianas en las que conviven la aristocracia y su servidumbre, cuyas vidas están unidas, pero al mismo tiempo, separadas. Si sois seguidores de “Downtown Abbey”, seguro que me comprendéis.

Y la historia empieza muy bien. Sarah es una de las criadas de la mansión, y sueña con cambiar de vida algún día, ya que está aburrida de recibir órdenes y de la monotonía que la rodea. Pero todo cambia con la llegada de James, que entra a formar parte del servicio. Es un hombre misterioso que esconde un gran secreto.

Sin embargo, hacia la mitad de la novela, el ritmo decae, y se echa en falta que ocurra algo inesperado que mantenga la atención del lector. Afortunadamente, hacia el final del relato se va recuperando el interés. Pero aún así, mis expectativas eran más altas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¿Lo has leído? ¡Comenta y da tu opinión!