Translate

jueves, 31 de julio de 2014

“Lo siento, Leonard Peacock”

En esta ocasión me dejé aconsejar, y me recomendaron esta novela de Matthew Quick, el autor de “El lado bueno de las cosas”. Me aseguraron que era un libro divertido, una de esas historias que a primera vista parecen un drama pero que consiguen sacarte una sonrisa al final.

Y sí, la novela tiene su gracia, la trama es original, y es un canto al optimismo, pero no ha llegado a convencerme del todo. El protagonista es Leonard, un joven a punto de cumplir los 18 y que ha decidido suicidarse, ya que considera que hacerse adulto no merece la pena por la tristeza que conlleva. Pero antes debe entregar cuatro regalos a otras tantas personas: su vecino Walt, su profesor Herr Silverman, su amigo Baback y la joven Lauren.
Leonard va narrando los acontecimientos, y descubriéndonos otros del pasado, con su particular manera de ver la vida, y ése es uno de los atractivos de la historia. Pero su historia no me  ha impactado tanto como, por ejemplo, “La elegancia del erizo” de Muriel Barbery (me aseguraron que si me había gustado ese libro, éste me encantaría).

Otro punto original de este libro son las anotaciones a pie de página, a modo de notas del traductor, aunque en realidad son aclaraciones del propio Leonard sobre el relato. Al principio hace gracia recurrir a esas notas, pero en ocasiones se hace pesado, porque hay anotaciones que casi ocupan una página.
En fin, que la intención es buena, la de demostrar que siempre hay esperanza, pero me ha parecido simplemente una historia entretenida y fácil de leer, sin mayores pretensiones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¿Lo has leído? ¡Comenta y da tu opinión!