Translate

viernes, 16 de mayo de 2014

Irvine Welsh presenta la precuela de “Trainspotting”

Veinte años después de que su primera novela fuera llevada con éxito al cine, el escritor escocés publica “Skagboys” (Anagrama), donde recupera las vidas de los protagonistas pero añadiendo mayores dosis de crítica política y social.

En este libro, Mark, Spud, Sick Boy y Begbie son más jóvenes, y la acción transcurre en la década de los ochenta, algo sobre lo que Welsh siempre había querido escribir, ya que considera que es una década clave en la transformación de su país.

La novela narra los primeros contactos de este grupo de jóvenes con la heroína en la década en que se creó la “economía del paro”. Además, y al igual que en “Trainspotting”, aparece Margaret Thatcher y el contexto social que tuvo lugar durante su mandato: las huelgas mineras, el paro, el empobrecimiento de las clases trabajadoras urbanas y el sida.

Spud pierde su trabajo y cae en las drogas, Renton accede a la universidad y tiene una relación estable, pero se hace adicto a los opiáceos cuando fallece su hermano deficiente. Murphy hubiera caído en la droga igualmente, y Renton y Sick Boy, que podrían haber evitado engancharse, lo hacen por una especie de “locura”, al haberse encontrado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¿Lo has leído? ¡Comenta y da tu opinión!