Translate

domingo, 28 de diciembre de 2014

La historia real de Thomas Buergenthal

Plataforma Editorial dedica parte de su fondo a los relatos reales, y un ejemplo de ello es “La promesa de Gertruda”, del que ya os he hablado. Ahora, el sello publica “Un niño afortunado”, la historia de un chaval que sobrevivió a dos campos de concentración y llegó a convertirse en juez de la Corte Internacional de Justicia.

Con diez años, Thomas ya había sobrevivido a dos guetos, a los campos de  Auschwitz y Sachsenhausen, y a la «Marcha de la Muerte» de 1945. El número B-2930 tatuado en su brazo le recuerda todo aquello, pero como él mismo afirma: “No me quiero borrar el número. Es parte de mi vida, es mi identidad.”

La vida de Thomas Buergenthal, de padres judíos alemanes, ha sido un duro camino desde que nació en 1934, hasta convertirse en juez de la Corte Internacional de Justicia del año 2000 al 2010. Entre estas dos fechas, sobrevivió a los campos nazis, se educó en Estados Unidos y se dedicó al derecho internacional y a la defensa de los derechos humanos.

Su autobiografía es un homenaje al consejo que un día le dijo su padre: “No desesperar bajo ningún concepto”. El pequeño se tomó estas palabras al pie de la letra, y supo así conservar la voluntad de sobrevivir, luchar por su vida y sus principios, sin sucumbir al odio. Los campos de concentración no lo quebraron, sino que lo convirtieron en una persona que buscó (y buscará) ante todo la justicia y el respeto de los derechos de los hombres.

Buergenthal es autor de más de una docena de libros y un gran número de artículos sobre derecho internacional, derechos humanos y derecho comparado.El noruego Odd Nansen, que le conoció en Sachsenhausen, escribió un libro sobre él titulado “Tommy”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¿Lo has leído? ¡Comenta y da tu opinión!