Translate

jueves, 25 de diciembre de 2014

Mis lecturas de 2014

Va finalizando el año, un 2014 que en lo que a lectura se refiere, me ha resultado muy gratificante, ya que he descubierto nuevos autores que me han cautivado. Paso a contaros brevemente cuáles son los diez libros que más me han gustado en estos últimos doce meses.

Precisamente, uno de los autores que he conocido este año es Gonzalo Giner. El primer libro suyo que leí fue el más reciente, “Pacto de lealtad”, y me gustó tanto que busqué los dos anteriores, “El jinete del silencio” y “El sanador de caballos”. Este último creo que es el mejor con diferencia. Una novela de aventuras en la época de Al-Andalus, con un protagonista que se sobrepone a la adversidad gracias a sus ganas de aprender y a su amor por los animales. (Si queréis saber más, la reseña está también en este blog).

Otra historia que me apasionó desde la primera página fue “La promesa de Gertruda” de Ram Oren. Una historia real en tiempos del nazismo, la odisea de una mujer católica que juró proteger a un niño judío y llevarlo a Israel. Historias como ésta nos enseñan de lo que son capaces algunas personas.

También está relacionado con la persecución a los judíos “El Talmud de Viena” de G.H. Guarch, un autor desconocido para mí y que me tuvo en vela hasta terminar esta novela de 800 páginas. En la línea de la trilogía “The Century” de Ken Follett, narra la lucha por la supervivencia de cinco familias judías en la II Guerra Mundial.

Otro libro que he leído más recientemente es “El corazón del caimán”, la primera novela de Pilar Ruiz, en la que nos lleva a Cuba durante la guerra de Independencia, narrando las peripecias de una mujer que se enfrenta a todo por encontrar a su amado, y aderezada con secretos familiares.

Reinas malditas” de Cristina Morató me ha confirmado que la autora es una gran narradora, y me ha cautivado con las vidas de mujeres que reinaron a pesar de los obstáculos que encontraron durante su reinado. Ellas son Sissí, Maria Antonieta o Eugenia de Montijo, por citar algunas.

A Belinda Alexandra no la conocía, pero es otra de esas novelistas que afortunadamente he descubierto este año. He leído tres de sus novelas, pero la que más me ha gustado es “La lavanda silvestre que iluminó París”, la apasionante historia de una cantante de variedades que se ve envuelta en el horror de la guerra. Tengo pendiente leer “La gardenia blanca de Shangai”, pero no hay manera de encontrar el libro.

Cambiando de época y de escenario, otro libro que os recomiendo es “El fuerte de las nueve torres” de Qais Akbar Omar, una historia real que recorre tres décadas de historia de Afganistán, protagonizada por una familia que ha conocido la invasión soviética, la guerra civil y el mandato talibán. Un relato duro, pero muy interesante.

Ignacio Martínez de Pisón es un gran contador de historias, y en “La buena reputación” nos ofrece un relato costumbrista protagonizado por una familia que comienza su andadura en Melilla en los años cincuenta, y que asiste al fin del protectorado español con fuerza de voluntad, al tiempo que se adaptan a la modernización de España.

Este año también me he aficionado a las biografías, y una de las que más me ha gustado es “Cixí, la emperatriz” de Jung Chang, que relata cómo una concubina del emperador chino llegó a convertirse en emperatriz (en la sombra), y llegó a modernizar el país, aboliendo tradiciones como el vendado de los pies a las niñas, y sorteando las intrigas palaciegas.

Y por último, uno de mis autores favoritos: Edward Rutherfurd. He tenido que esperar años para poder leer “Rusia”, una novela publicada en los noventa, pero la espera ha merecido la pena. 1.800 años de historia condensados en cerca de mil páginas, mezclando hechos y personajes históricos con otros de ficción, al igual que en otras novelas del autor, pero que no da la sensación de repetirse. Rutherfurd ha hallado la forma perfecta de contar la historia de manera didáctica y entretenida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¿Lo has leído? ¡Comenta y da tu opinión!