Translate

martes, 23 de septiembre de 2014

La nueva novela de Marian Izaguirre

Los pasos que nos separan” (Lumen) supone el regreso a las librerías de la autora de “La vida cuando era nuestra”, la historia con la que se consagró, ya que fue traducida a siete idiomas y publicada en varios países.Contada en dos tiempos distintos, pero con un punto en común-la ciudad de Trieste- esta es una historia de voces que se cruzan en el tiempo y en el espacio, y un relato en el que la culpa y el perdón juegan un papel fundamental.

Salvador y Edita se conocieron en Trieste un día de primavera de 1920. Soplaba el viento habitual en la zona, la bora, y todo cambió. Ella había nacido en Liubliana y él en Barcelona; los dos rondaban los veinte años, la mejor edad para permitirse cualquier locura, pero Edita estaba casada y tenía una hija. Salvador solo tenía su trabajo en el taller de un gran escultor y ganas de pisar fuerte en la vida.

Medio siglo después, en Barcelona, un hombre ya mayor y viudo busca ayuda para volver a Trieste y a todos los lugares donde un día creyó ser feliz, y una chica, Marina, va a ir con él para buscar un futuro. Y entre ellos, de repente, florecen los recuerdos: un parque a orillas del mar, un andén, una niña que se aleja, y una tabla renacentista con una Virgen.

Marian Izaguirre publicó en 1991 su primera novela, “La vida elíptica”, con la que obtuvo el Premio Sésamo. Desde entonces ha publicado “Para toda la vida” (1991), “El ópalo y la serpiente” (1996), “La Bolivia” (2003), “El león dormido” (2005), “La parte de los ángeles” (2011) y “La vida cuando era nuestra” (2013).

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¿Lo has leído? ¡Comenta y da tu opinión!