Translate

sábado, 25 de abril de 2015

Peter May finaliza la trilogía de Lewis

Con “El último peón” (Grijalbo), el autor cierra la serie con la que tan solo en el Reino Unido ha vendido más de 1.000.000 de ejemplares. Lewis es una isla al noroeste de Escocia, donde las tradiciones (y los secretos) se transmiten de generación a generación.

A este lugar es donde regresa Fin Macleod, un ex inspector de homicidios de Edimburgo, para comenzar una nueva vida. El lago de la localidad se ha vaciado, algo que ocurre ocasionalmente, pero en esta ocasión ha dejado al descubierto los restos de una avioneta y en su cabina, los de un cadáver.  

Durante diecisiete años todos habían creído que la avioneta de Roddy Mackenzie, el líder de un grupo de música local, cayó en el océano al poco de despegar. Ahora, Fin Macleod sabe que tiene delante la escena de un asesinato y que su viejo amigo Whistler calla algo.

Macleod siente que debe investigar aunque ello le obligue a bucear en su propia juventud y en la historia de esta isla. Y pronto se dará cuenta de que desenterrar la verdad podría destruir el futuro.

Este tercer volumen llega tras el éxito de  “La isla de los cazadores de pájaros” y “El hombre sin pasado”. Curiosamente, el primero de ellos obtuvo gran éxito al ser publicado por una editorial francesa, tras el rechazo de los editores ingleses. Su excelente acogida aceleró su publicación en otros países, como Francia, Estados Unidos, y también, Reino Unido, donde se colocó en los primeros puestos de los libros más vendidos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¿Lo has leído? ¡Comenta y da tu opinión!